Emprender sin morir en el intento

Hoy Origami cumple su primer año.

1AÑO-01

Origami es mi bebé y es que como yo no tengo hijos, según lo que he escuchado, esto es lo  más cercano que tengo de tener uno. Porque me desvelo, me preocupo, sueño y solo hablo de él y si no me creen, pregúntenle a mi marido o revisen este blog,  que solo de esto escribo.

Últimamente siento que ser emprendedor está de moda, todos quieren ser llamados así y no me malinterpreten, no es que esté mal tener ese sueño y cambiar el modelo que se nos inculca en la universidad de trabajar para ser empleados, pero desafortunadamente, les tengo una mala noticia.

Emprender no es para todos

jimmy fallon

Se los digo yo que después de un año de emprender todavía no sé si esto es lo mío. Bien estuviera yo viendo televisión, pero eso ya se los conté en otro post.

Pero antes que me odien y piensen que estoy instando a los chavalos a que no creen sus propias oportunidades, déjenme explicarles que para tener una empresa se necesita mucho más que talento y trabajo duro.

Para emprender, se necesita:

  • Paciencia, para estar tres horas en esa reunión que pudo haber sido un correo.
  • Coraje, para decirle «no» al cliente cuando está equivocado.
  • Experiencia, tal vez muchos me contradigan en esto pero he notado un poco de lo que yo considero soberbia en los jóvenes (más jóvenes que yo 😉)  que creen que su primer trabajo deben de ganar casi igual que el jefe sin ninguna experiencia y sino no lo hacen, se van porque, ni es el trabajo soñado (porque no son los jefes) o porque no les pagan lo que sienten que merecen. Creo que antes de emprender, tenés que haber trabajado para alguien más, haber tenido jefes que te sirvan de ejemplo de liderazgo o por qué no, también como ejemplo de lo que no te querés convertir. Construir una carrera profesional te permite expandir tus conocimientos con lo que absorbés de tus compañeros, hacer contactos importantes para dar a conocer lo que valés profesionalmente y entender a largos rasgos los procesos en una empresa. Si me preguntan a mí, yo creo que aún debí de tener un trabajo más antes de pegar este brinco.

Y si  lo que vos querés es emprender para ser dueño de tus propios horarios y ser millonario déjame darte el mejor consejo de tu vida: no lo hagás, simplemente no lo hagás porque no es así como funciona. Todo mundo puede tener una empresa y que se «mantenga» con vos trabajando sólo cuando querés, pero eso se llama «mediocridad».

Pero si vos ya sentís que estás listo, te comparto lo que yo he aprendido durante este año:

  1. Elegí bien a tus socios. Puede ser lo que mantenga o destruya  tu empresa. No es necesario que elijás a tu mejor amigo, solo asegurate que compartan la misma filosofía de trabajo y ética laboral.
  2. Contratá a personas que estén enamorados de tu marca tanto como vos, es la única manera en la que trabajarán con amor y serán leales a tu empresa y a tus clientes.
  3. Trabajá con lo que tenés según tus posibilidades. No quiere decir que no vayas a invertir, pero tal vez comprar computadoras nuevas para todo tu personal no sea necesario. Podés comprar de segunda mano según tus necesidades, sino pregúntele a la Ela que es quien nos ha asesorado y nos ha ayudado a planificar nuestras inversiones.
  4. Tenés que estar dispuestos a hacer sacrificios: desvelarte, trabajar domingos, perderte el cumple de tu broder y la final de la champions. Tu empresa debe de ser una de tus prioridades, esto no quiere decir que tu familia y amigos dejan de serlo, todo lo contrario, tenes que recordar que estás haciendo esto para que en unos años, puedan disfrutar de el trabajo que hiciste hoy.
  5. Si no sos paciente, vas a tener que aprender. Como mencioné anteriormente, tenés que aprender a tenerle paciencia al cliente, a tus colaboradores y a los proveedores. Es una lucha de todos los días donde perdés la paciencia al ver que todos los sacrificios no dan frutos inmediatamente. Así es que toca esperar.
  6. Compartí. Con otros emprendedores, con tu equipo, con otras empresas, con estudiantes. Compartí conocimiento, aplicaciones que utilizás, herramientas de trabajo. Compartir no te quita, únicamente te regresa más tarde.
  7. Rodeate de gente que cree en tus habilidades más que vos mismo. Yo tengo a varias a quien quisiera agradecer.

Gracias Yassir por invitarme a este proyecto,  ayudarme a controlar mis impulsos y ser el equilibrio de esta empresa. A mi esposo por entender que amo lo que hago, apoyarme incondicionalmente y nunca reclamarme el tiempo que este le roba. A mi padre por decirme “Dale viaje” y brindarme apoyo económico cuando las cosas se vieron turbias. A mi mejor amiga por llamarme desde Costa Rica sólo para escucharme todas esas veces que estoy frustrada y a mi Barbie por ser mi amiga, aún cuando yo intento ser su jefa. Gracias clientes por confiar en nosotros. Gracias equipo Origami por ponerse nuestra camisa y sudar con nosotros.

Gracias a Dios por brindarme las respuestas a mis preguntas y rodearme de las personas correctas.

IMG-20160427-WA0022

 

8 comentarios sobre “Emprender sin morir en el intento

    1. ¡Hola Tamara!
      Definitivamente el punto cuatro es lo de los más difíciles. Sin embargo, cada vez que recordás el por qué lo estás haciendo y a dónde querés llegar, encontrás la motivación para que cada vez sea menos un sacrificio sino una oportunidad de hacer lo que amás 🙂
      Saludos.

  1. Me encanto este post. Hacer que cualquier proyecto funcione es super dificil y tus consejos me hubiera encantado leerlos gracias. Estoy feliz de encontre este post =) gracias y exitos!

    1. ¡Hola Luis! Que gusto me da leer tu comentario. Mi motivación es ayudar a otras personas que están pasando o han pasado por lo mismo que yo y no hay nada más gratificante que saber que lo escribo, es útil para ustedes. ¡Gracias por leerme! Te invito a revisar los otros blog posts. ¡Éxito en tus proyectos!

  2. Los puntos 6 y 7 son indispensables… ojalá todos los emprendedores, y especialmente los jefes pensaran de la misma manera… éxitos PPC (tus iniciales, no es Pay Per Click jajajajaja) Has sido, sos y serás uno de mis ejemplos a seguir.

  3. Patty, es tan difícil encontrar gente que se apasione y vea la compañía para la que trabaja como si fueran los dueños. Puedo decir que he tenido la dicha de tener gente así en mi equipo y por lo que veo vos también. Que sean muchos años más llenos de éxitos para Origami y para vos ❤ .

  4. Te felicito, sos un ejemplo para muchos jóvenes!
    Soñaste en grande junto a tu equipo y mira lo lejos que han llegado!
    Tengo el gusto de conocerte y se que sos una muchacha empredora, soñadora, autentica… y eso te hace una mujer exitosa!!!

    Que vengan muchos años mas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *